elecciones en colombia 2022 (2v)

Colombia: Petro elegido presidente

La Coalición Pacto Histórico «Colombia Puede» (PETRO) con Gustavo Petro como candidato a presidente y Francia Márquez Mina como candidata a vicepresidenta ganó la segunda vuelta en Colombia al obtener el 50,44 % de los votos válidos frente al 47,31 % de la fórmula de la Liga de Gobernantes Anticorrupción de Rodolfo Hernández y Marelen Castillo.

Las elecciones, eso sí, han contado con una baja participación (aunque por encima de la media del país): solo votaron el 58,09 % de las personas llamadas a las urnas. El 97,75 % fueron votos a partidos, el 2,24 % fueron votos en blanco; nulos, sobre el total de votos emitidos, fueron el 1,19 %. La primera vuelta tuvo un poco menos de participación (54,98 %), que ya fue algu superior a las últimas… en Colombia llevan años por debajo del 60 %; incluso han estado por debajo del 50 % (en 1994, 2002, 2006, 2010 y 2014 se quedaron por debajo de esa cifra; en el 94 fue peor, la primera vuelta no alcanzó el 34 %).

Petro tiene una larga trayectoria política; de pasado guerrillero (Movimiento 19 de abril, M-19) ha estado en la política local, ha sido alcalde de Bogotá (ni más ni menos, entre 2012 y 2015 con una interrupción por una destitución y una restitución) y ha ejercido de senador dos veces (2006 a 2010 y desde 2018 hasta la actualidad) y de Miembro de la Cámara de Representantes de Colombia (1998 a 2006) y, por lo menos, ha tenido tres intentos de ser presidente (en 2010 el Polo Democrático quedó cuarto, con apenas el 9,13 % de los votos; en 2018 disputó la segunda vuelta dentro de Colombia Humana – Unión Patriótica, que perdió frente a Iván Duque del Centro Democrático; en primera vuelta sacó el 25,09 % de los votos y en segunda el 41,77 %). Petro no es un candidato improvisado ni una sorpresa.

La Coalición Pacto Histórico «Colombia Puede» es un gran frente electoral que, de forma mayoritaria, se encuentra entre el liberalismo social hasta la socialdemocracia, pero que cuenta con grupos socialistas y marxistas en su seno. Dentro de este Pacto Histórico está Colombia Humana (de Petro, más centroizquierda que izquierda, en cualquier caso), Unión Patriótica (de Esquivel, más socialdemócrata), el Partido Comunista Colombiano (marxismo), Movimiento Alternativo Indígena y Social (indigenismo, progresismo y agrarismo), Polo Democrático Alternativo (socialdemocracia), Partido del Trabajo de Colombia (marxismo), Unidad Democrátic (ecosocialismo), Todos Somos Colombia (socialdemocracia), Poder Ciudadano (liberalismo de izquierdas), Movimiento de Defensa de los Derechos del Pueblo (bolivarianismo), Ciudadanías Libres (progresismo), Congreso de los Pueblos (nacionalismo de izquierdas), Movimiento por la Constituyente Popular (democracia directa), Movimiento por el Agua y la Vida (ecologismo), Movimiento de Integración Democrática (socialdemocracia), Autoridades indígenas de Colombia (socialdemocracia e indigenismo) y la Alianza Democrática Amplia (centrismo). De esta forma, Colombia tendrá por primera vez un presidente de izquierdas.

En esta ocasión, el Pacto Histórico alcanzó el 40,34 % de los votos en primera vuelta, con lo que parecía difícil que LIGA, de Rodolfo Hernández (28,17 % en primera vuelta) pudiera ganar las elecciones. Todos los apoyos desde las demás derechas consiguieron mejorar su resultado significativamente, pero no lo suficiente para vencer a Petro.

Hernández, quien ha sido alcalde de Bucaramanga y es senador, ha llevado a cabo algunas de las prácticas clientelistas más descaradas que se recuerden (lo de los 20 mil hogares felices es una compra de votos con engaño de libro, ¡que ni siquiera cumplió!), tiene pendiente un juicio por corrupción, ha mostrado simpatías nazis (aunque luego dijo que fue un lapsus), y es el típico populista muy a la derecha, contando la frases machistas como «lo ideal sería que las mujeres se dedicaran a la crianza de los hijos» (declaraciones esta campaña intentando arreglar una metida de pata previa).

El Uribismo, que ha tenido la hegemonía en la política colombiana durante más de 20 años, no fue capaz de armar una candidatura con posibilidades ni siquiera para la primera vuelta. Óscar Iván Zuluaga, quien iba como el candidato de Uribe dentro de unas coaliciones, que a duras penas consiguió ganar las internas de Centro Democrático «Mano firme. Corazón grande», retiró su candidatura al no conseguir que su plataforma tuviera buen lugar en ninguna. Así, el partido del gobierno no tuvo candidatura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.