Elecciones en Reino Unido: un sistema mayoritario

Hoy, 7 de mayo, se celebran las elecciones generales del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte (RU en adelante), además de las locales en casi todo Inglaterra. En concreto, los ciudadanos británicos están llamados a elegir a los 650 miembros de la Cámara de los Comunes (House of Commons), que es la cámara baja del Parlamento del Reino (la alta, la Cámara de los LoresHouse of Lords-, es cualquier cosa menos una cámara electa democráticamente). La Cámara de los Comunes elige al Primer Ministro (jefe del gobierno) entre sus miembros (al menos es así desde 1902). Como curiosidad extra, suelen votar los jueves (a diferencia de otros países donde es el domingo el principal día electoral -cuando no el único-).

El sistema electoral en RU, como avanza ya el título, no es proporcional, sino que es mayoritario. En concreto, uninominal mayoritario; esto supone la división del país en tantas circunscripciones como candidatos a elegir y que, dentro de cada una, gana el candidato con más apoyos directos (por un periodo máximo de 5 años).

¿Qué significa esto? Que realmente cada distrito electoral elige a un miembro de la cámara baja, y este miembro responde ante sus electores (por ello en RU es habitual que el diputado tenga contacto permanente con la gente de su circunscripción, teniendo atención en una oficina local). Se gana por mayoría simple, nada de segundas vueltas ni similares.

Consecuencias prácticas

También significa que no importa tanto el resultado global del partido, sino el concreto en cada una de las circunscripciones. Se puede tener muchos votos (globales) y pocos escaños. El mejor ejemplo para entender esto es el Partido Liberal Demócratas, el tercero más votado (puesto que parece que perderá ante el UKIP) y que tiene un porcentaje de votos muy superior al porcentaje que ocupa en la cámara.  Las últimas elecciones (2010) supusieron una muestra clara de esto: el partido mejoró en su resultado popular (más votos y más porcentaje de votos) y perdió en su poder representativo (menos escaños y menos porcentaje de la cámara)… aunque también ganó en poder institucional (al ser el que permitió la mayoría conservadora). Una tabla del tercer partido en RU en los últimos años:

Partido Liberal Demócrata – Resultados
Año Votos %Votos Escaños %Cámara Dif.
1992 5999384 17,8 20 3,07 -14,73
1997 5242947 16,76 46 6,98 -9,78
2001 4814321 18,3 52 7,89 -10,41
2005 5985454 22 62 9,60 -12,40
2010 6836248 23 57 8,77 -14,23
Cuadro de elaboración propia, datos de la Wikipedia.

Pueden ver cómo un partido que supera con mucho el 15% de los votos no ha ocupado, en todo este tiempo, ni el 10% de la cámara. Ser el segundo o tercer partido en cada una de las circunscripciones no sirve absolutamente de nada.

Puede ser que UKIP, partido que va muy bien en las encuestas y que en las últimas elecciones al Parlamento Europeo (2014) quedó primero con el 26,77% -RU- o 27,5% -GB- (de octavos en 1994 y ya segundos en 2009), puede ver cómo se queda por detrás de los liberales en escaños, aunque le supere en votos. ¿Por qué? Porque casi no es mayoritario en ninguna circunscripción (a diferencia de los liberales, por ejemplo). Un analista en RNE hoy afirmaba que posiblemente UKIP reste votos a los conservadores, relegándolos al segundo lugar, dando así el triunfo en muchas circunscripciones a los Laboristas (cabe destacar que, aunque por elección en 2010 no tuvieron ningún miembro electo, al disolverse la cámara cuentan con dos, ambos miembros conservadores que renunciaron y ganaron, posteriormente, su escaño en elecciones parciales presentándose por UKIP; ambos se presentan a la reelección). UKIP, además, tiene un votante que se comporta diferente en los dos comicios (al menos ha sido así hasta ahora); su discurso euroescéptico funciona bien en las europeas pero no es tan atrayente en las generales (la duda es, dadas las encuestas, si esto se repetirá).

Resultados de UKIP
Elecciones generales (HoR) Elecciones al PE
Año Votos %V # Año Votos %V #
1997 105722 0,30% 0 1994 155487 1,00% 0/87
2001 390563 1,50% 0 1999 696057 6,70% 3/87
2005 603298 2,20% 0 2004 2650768 16,10% 12/78
2010 919546 3,10% 0 2009 2498226 16,60% 13/72
2014 4376635 27,50% 24/73
Cuadro de elaboración propia, datos de la Wikipedia.

Dado el sistema mayoritario (y con mayoría simple, además), los británicos se cuidan mucho en la opción que eligen; el voto útil lo tienen muy presente (tal vez más que en sistemas proporcionales con mucha distribución del voto). Tal vez con encuestas que dan ese empate estadístico entre conservadores y laboristas el voto útil crezca más todavía (veremos a quién favorece, en todo caso).

El sistema permite que, con resultados de escasa diferencia en votos, exista un gran salto en escaños. Eso lo podemos ver no solo con relación al tercer partido, sino con el primero y el segundo. Por ejemplo: En el 2001 el Partido Laborista sacó el 40,7% de los votos y se llevó 413 curules, esto es, el 62,67% de la cámara (una sobrerrepresentación de más de 20 puntos), mientras que el Partido Conservador y Unionista obtuvo 9 puntos menos que su rival (31,7% de los votos) pero solo un cuarto de la cámara, quedándose con 166 escaños; esto es, 9 puntos populares significaron una diferencia de 247 escaños. El casi empate en el 2005 (35,24% el P. Laborista, 32,4% el P. Conservador) se tradujo en una ocupación de 25 puntos de diferencia en la cámara (356 -55,11%- frente a 198 -30,65%-).

Consideraciones finales

En el 2010 pasaron dos cosas bastante inusuales: el ganador no se llevó la mayoría absoluta de la cámara (algo que no ocurría desde ese empate de febrero del 74… aquella vez se tuvieron que repetir -el tercer partido tuvo casi el 20% de votos y solo el 2,2% de los asientos-; ese año los Laboristas fueron segundos en votos y primeros en escaños, por cierto) y la diferencia de votos entre los dos primeros fue similar a la diferencia de escaños. Así, el Partido Conservador obtuvo 7 puntos más en votos y 7,5 puntos más de escaños. Eso sí, ambos partidos muy sobrerrepresentados, claro.

Los sistemas mayoritarios, aunque parezca que asuman bien la diversidad al existir una representación directa de una porción de ciudadanos más reducida (las circunscripciones tienden a ser semejantes, en el caso británico la más grande tiene unos 110 mil electores y la más pequeña unos 22 mil, aunque la mayoría están en el arco de los 60 a 79 mil), en el fondo los representantes solo lo son de quienes les votaron, ganando solo una de las visiones surgidas de ese distrito electoral, con lo que en circunscripciones con fuerte pluralidad, lo que ocurre es que se quedan sin representación la mayoría de sensibilidades (aunque, por costumbre electoral o lo que fuera, en muchas plazas sí se gane con mayoría absoluta; siempre, al ser uninominal, quedan excluidas las otras visiones del mundo de esa circunscripción).

3 thoughts on “Elecciones en Reino Unido: un sistema mayoritario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *