España: resultados en las elecciones autonómicas de Euskadi y Galicia de 2020

Tras la postergación por el Estado de Alarma de las elecciones autonómicas en el País Vasco (Euskadi) y en Galicia, finalmente se han celebrado el pasado domingo 12 de julio en un escenario difícil para los actos políticos. En ambos casos, el partido que comandaba el gobierno autonómico salió reforzado.

Resultados en el PV.
Captura de pantalla de los resultados oficiales en el País Vasco.

País Vasco: victoria nacionalista y poca participación

En Euskadi el Partido Nacionalista Vasco (EAJ-PNV) ve reforzado su poder; ha aumentado en 3 diputados gracias a 1,52 puntos extras (aunque en votos totales han bajado), estando en 39,12 %, ahora se colocan con 31 escaños, a 9 de la siguiente fuerza política. Tiene dos posibilidades claras de pacto: o mantener la alianza con el PSE-EE/PSOE o pactar con EH Bildu. Además, el PNV venció en los tres territorios históricos.

EH Bildu sube bastante en votos y en porcentaje (27,84 %) y pasa de 18 a 22 escaños. Sigue siendo el principal partido de la oposición y ahora con diferencia el que mejor se coloca tras el PNV (está a 9 de este partido y le saca 12 al siguiente). Podría conseguir el gobierno si lograra un pacto amplio con las otras fuerzas de centroizquierda e izquierda (por llamarles de alguna forma).

La coalición de Elkarrekin Podemos-IU se desploma, pasa de tercera a cuarta fuerza en el parlamento, pierde más de la mitad de los votos que se traduce en un descenso de más de 6,83 puntos hasta colocarse con 8,03 % y 6 curules (de 11 que tenían). Buena parte de sus votos o se quedaron en casa o se fueron a Bildu y el PSE, seguramente (más al primero de estos dos).

El Partido Socialista de Euskadi (PSE-EE/PSOE) gana un poco de terreno; bajó un poco los votos pero subió su porcentaje hasta el 13,64 %, que se ha premiado con 10 puestos en el parlamento (esto es, 1 más que los que tenían). Su posición relativa ha mejorado considerablemente, no solo recupera el tercer lugar (de quinto que estaban), sino que ahora sumaría mayoría absoluta con el PNV (hasta la fecha, se quedaban a 1 escaño).

Otro que cae considerablemente es el Partido Popular Vasco (PP), que se presentó en coalición con Ciudadanos (Cs), pierden más de la mitad de los votos, pasan de 9 a 5 escaños y un 6,75 % de los votos, muy lejos de 12,2 % de las anteriores elecciones, pasan de cuarta a quinta fuerza política.

La novedad está en el ingreso de Vox, que gracias a Álava consigue 1 escaño con el 1,96 % de los votos (en Álava sí superó la barrera electoral del 3 %).

La nota más destacable de estas elecciones se encuentra en la escasa participación: no llegó al 53 %. De los más de 1,718 millones a votar, acudieron algo más de 901 mil personas. 7,16 puntos más de abstención que en 2016 (que ya había sido muy alta). En pocos años se ha pasado de casi el 65 % (2009) a un panorama que roza el 53 %… no es solo la pandemia, que ha dado un empujoncito a esta bajada constante, es la tendencia en esos comicios.

Captura de pantalla de la web oficial de los resultados en Galicia.
Elecciones en Galicia 2020.

Galicia: nueva mayoría absoluta en un parlamento con menos partidos

Curiosamente, se pasa de avisar que podía ser un parlamento más fragmentado a tener solo 3 formaciones con representación política. A diferencia de Euskadi, en Galicia fueron más a votar… bueno, mayor porcentaje, porque en cantidad absoluta de gente, fueron menos. Con una participación del 58,88 % (frente al 53,63 % de 2016). Como curiosidad, descendieron los votos en blanco y los nulos.

El Partido Popular de Galicia, con el actual presidente autonómico a la cabeza, revalida el triunfo por mayoría absoluta. Parece que se quedará con los mismos 41 diputados autonómicos que ya tenía (está bailando un escaño a mayores). Con algo menos de votos (absolutos), consigue mayor participación en los sufragios (el 47,98 %, casi 0,5 puntos más que en las anteriores elecciones).

El gran perdedor son las Mareas, o como quiera que se llamen… esto es, las izquierdas que no son el BNG consiguieron algo asombroso hace cuatro años: el segundo puesto en su debut. La coalición de Podemos – Esquerda Unida y Anova, que se peleó con las Mareas (con algunas de ellas, al menos), no consigue entrar en el parlamento gallego. Tuvieron el 3,93 %, siendo en Galicia la barrera del 5 %, se quedaron cerca en dos de las cuatro circunscripciones (Pontevedra y A Coruña), pero no la superaron. Varias Mareas se presentaron por su lado, teniendo un resultado aún más discreto (0,22 %). En Marea, en 2016, obtuvo más de 273 mil votos (19,07 %) y 14 escaños, siendo entonces la segunda fuerza política… esta caída debería hacerles replantearse muchas cosas.

El Partido Socialista de Galicia (PSdeG-PSOE) se mantiene como tercera fuerza política con casi la misma representación (aumenta un escaño, hasta conseguir 15 curules) y, aunque con un poco menos de votos, ahora tiene un mayor porcentaje: 19,38 %.

El segundo partido que mejor ha salido de estos comicios es el Bloque Nacionalista Galego (BNG), que pasa de cuarta fuerza a segunda, con unos resultados que ya quisieran para sí otros partidos: 23,8 % (de los anteriores 8,33 %) y 19 escaños (de los 6 que tenían).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.